miércoles, 14 de enero de 2009

... because change happens

Quizás este post pega mas en un blog del estilo de management from scratch pero alla voy!.

A mucha gente no le gustan los cambios, yo soy defensor a ultranza de los cambios (excepto los que me pidan los clientes XD ja je ji jo ju).



Cambios de domicilio, de trabajo, de gobierno, de novia, de lo que sea. La vida es cambio, cosas que se acaban y cosas que empiezan, incluso los cambios a peor son positivos porque algo aprendes. Quizás si nos ponemos extremistas, los cambios muy rápidos descolocarían a cualquiera y no son buenos.

Centrándome en el tema laboral, cambiar de trabajo es algo que preocupa a mucha gente, quizás yo no lo veo así porque no tengo grandes ataduras. En todo caso creo que la gente tiene ciclos, depende del trabajo y del trabajador si son mas largos o mas cortos, pero por lo general con el tiempo, solemos acomodarnos en un trabajo, llegando a tener la percepción equivocada de que todo depende de nosotros y si no estuviéramos el mundo se acabaría. Para mi hay 3 verdades absolutas: Nadie es imprescindible. Siempre hay alguien mejor que tu. Y madre no hay mas que una.

No quemarse en el trabajo, buscar nuevos retos (no tienen porque ser grandes, solo nuevos pequeños retos) y pensar siempre en positivo, es fundamental para que tu ciclo como trabajador sea (seguramente) mas largo y con total seguridad mas agradable.
Sobre el papel es bonito ¿no?, otro tema son factores externos que puedan hacerte el trabajo imposible, pero claro, todo eso no se puede preveer.

¿Cuando es bueno buscar un cambio de aires? Yo tengo claro que el día que me levante sin querer ir a trabajar, será el momento. Y posiblemente si todo el mundo hiciera lo mismo, el mundo funcionaria mejor (sí, Zapatero, va por ti) XD

Los cambios en el momento adecuado son buenos para las empresas (sangre nueva) y para el trabajador (nuevas motivaciones).

5 comentarios:

javi santana dijo...

Pareces una mezcla entre el flopez y enriquedans (por la foro más que nada)

JM dijo...

Una vez más, das en el clavo...

La gente que sobrevive es la que es capaz de adaptarse, y la que ha aprendido a adaptarse es la que ha afrontado los cambios como algo positivo.

Los demás, a la adminitración pública, que para eso está.

Y del lado de la empresa, los apalancados ni hacen más que estorbar (aunque apalancado no significa estar mucho tiempo en una empresa, algunos vienen apalancados desde el primer día)

Mrkoala dijo...

En Japón cuando alguien hace mal su trabajo o cuando su moral le dice que debe dejarlo, lo deja (o se hace hara-kiri XD) Cuanto tendriamos que aprender!

JM dijo...

Sí, los japoneses son los mejores (por lo del hara-kiri, no por tener moral y dejar la empresa :)

aL dijo...

No puedo decir que esté de acuerdo contigo al 100% sino en parte.

Todo cambio conlleva un riesgo y no siempre ese cambio es necesariamente para bien.

Me gusta pensar que si algo funciona bien mejor no lo cambies.

No obstante, en ocasiones el cambio se hace necesario y la capacidad de determinar cuando se da dicha situación y la manera en la que llevarla a cabo determinará el éxito del mismo.

Y aunque pueda resultar muy bonito el cambio sobre el papel, casi hasta romántico, no es siempre posible.